Escuela de SaludEscuela de SaludTodos Somos Salud
Todos Somos Salud
Buscar

Grietas en el pezón

^

Las grietas suelen ser el resultado de un problema de agarre que ocasiona un traumatismo en el pezón. Son dolorosas y suelen acompañarse de otros síntomas como tomas largas y frecuentes, bebés que no quedan relajados tras la toma, que se duermen en el pecho y no lo sueltan espontáneamente y que no ganan suficiente peso.

 

La causa de las dificultades en el agarre al pecho puede estar en el bebe? (frenillo corto, agarre compresivo por una tensión muscular permanente, contracturas musculares, etc.) o en la postura de amamantamiento que condiciona cómo queda alojado el pezón dentro de la boca del bebe?.

 

Si tienes grietas es importante que consultes con un profesional experto en lactancia para que identifique la causa y la trate.

Si tienes un dolor intenso, las pezoneras pueden serte de utilidad de forma transitoria, siempre y cuando las coloques correctamente y hasta que se corrija la causa y se hayan curado las grietas.

Si las grietas tardan en curarse a pesar de haberse resuelto la causa que las provoco?, hay que sospechar una sobreinfección bacteriana y puede ser necesaria la aplicación de una pomada antibiótica tras la toma. Esto lo decidirá el profesional sanitario experto en lactancia. En todo caso, antes de la toma conviene retirar los restos con una gasa empapada en agua o suero fisiológico aplicada durante unos minutos sobre el pezón.

 

Ten en cuenta que durante la lactancia las pequeñas glándulas que están en la areola proporcionan hidratación al pezón, por lo que no es recomendable que te laves los pezones antes y después de las tomas para evitar retirar esta protección natural. La ducha es suficiente para una higiene adecuada.

Compartir en: