Escuela de SaludEscuela de SaludTodos Somos Salud
Todos Somos Salud
Buscar

Nacimiento

^

En el momento del nacimiento es muy importante que podáis disfrutar de un tiempo de contacto piel con piel, cuanto más tiempo mejor, sin ropa que dificulte ese contacto en un ambiente tranquilo y cálido.

 

Tanto si tu parto ha sido normal como por cesárea, buscad ese momento de intimidad con ayuda de los profesionales que os atienden y de tu pareja y familiares más cercanos y dejad que se agarre de forma espontánea al pecho durante este precioso tiempo, siempre y cuando ambos estéis en las mejores condiciones posibles.

 

Comprobaréis cómo poco a poco vuestro bebé es capaz de adaptarse a la vida extrauterina (inicia su respiración, regula su temperatura gracias a tu cuerpo y se pone de color sonrosado). Todo esto lo realiza de forma paulatina, sin necesidad de llorar, manteniendo su calor tras secarle cuidadosamente (recuerda que ha estado bañado por el líquido amniótico) y tapándole con una sábana o mantita. Los profesionales que te acompañan te ayudarán y observarán que todo va bien.

 

Además comenzará a realizar movimientos con sus piernas para acercarse a tu pecho, con su boca, babeando, buscando y chupándose las manos, con lo que reconoce tu olor, tu sabor, el latido de tu corazón y el sonido de tu voz. Después, y ayudándose de sus brazos y piernas comenzará a reptar hasta conseguir llegar hasta tu pecho y conseguirá engancharse con paciencia.

 

Cada bebé necesita su tiempo, por eso disfruta de este momento que has estado esperando durante todo tu embarazo, pues es tu derecho y el de tu hijo/a. Este contacto tan estrecho os beneficia a los dos, para establecer el vínculo que ya iniciasteis durante el embarazo, aunque no vayas a dar el pecho.

 

Este vínculo tan especial puede producirse posteriormente con el padre, una vez que la lactancia materna ha sido establecida y el bebé ha sido impregnado por tus propias bacterias, presentes en tu piel, imprescindibles para su adecuado desarrollo e inmunidad.

 

 

Atención al parto normal Atención al parto normal

 

Atención al parto normal

 

Compartir en: