Escuela de SaludEscuela de SaludTodos Somos Salud
Todos Somos Salud
Buscar

Lactancia materna y gripe

^

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé durante los dos primeros años de vida y de forma exclusiva durante los seis primeros meses (Organización Mundial de la Salud).

 

Existen muy pocos motivos que justifique la suspensión de la lactancia materna.

 

La inmensa mayoría de los medicamentos que toman las madres son totalmente compatibles con la lactancia materna. Para más información consulta la página http://www.e-lactancia.org

 

La gripe, tanto en la madre como en el lactante, es compatible con la lactancia. La interrupción de la lactancia agrava el riesgo de contagio y la gravedad de la infección en el lactante.

 

Es una enfermedad causada por cualquiera de los tres tipos de virus de la Influenza, A, B y C. El tipo A tiene varios subtipos: H1N1, H1N2, H2N2, H3N2, H5N1...

 

Es contagiosa un día antes de que aparezcan los síntomas, de ahí la inutilidad de separar a madre y lactante.

 

No está indicado separar tampoco a recién nacidos de sus madres (Sendelbach 2012, Cantey 2013).

 

La mayoría de tratamientos antivirales empleados en el tratamiento y profilaxis de la gripe (amantadina, oseltamivir, zanamivir) son compatibles con la lactancia aunque la amantadina podría reducir la producción láctea (véanse sus fichas respectivas).

 

Al amamantar es recomendable el lavado de manos y cubrir boca y nariz al toser o estornudar, o ponerse mascarilla.

 

 

 

Compartir en: